Galgo Afgano, el Rey de los Perros

Hoy inauguramos categoría en nuestro blog con el bellísimo Lebrel Afgano, Galgo de Afganistán o Afghan Hound, un excelente compañero de pelo largo, fino y ondulado que por su elegante aspecto ha sido descrito por algunos autores como ‘el Rey de los Perros’.

Se piensa que el origen de este animal se encuentra en la raza Saluki, el más antiguo de los lebreles, que habría llegado a Afganistán procedente de Irán. Sería en este país donde habría desarrollado su característico pelaje para adaptarse al clima de esta región. Aunque situamos el primer ejemplar de Galgo Afgano en el año 1000 a.C, los primeros registros conocidos datan del siglo XIX.

Como muchos galgos, su caracter suele ser reservado: muestra un gran apego a su dueño pero es más distante con extraños. Por lo general, son perros independientes, con un carácter dulce y sensible; como presentan bajos niveles de dominancia son ideales para integrarse en la familia.

Su aspecto es espectacular: alto, refinado, estilizado, de pose majestuosa. Gracias a su pelaje es capaz de aislarse del frío pero eso sí, requiere de cuidados específicos y constantes. Además de un cepillado regular para evitar enredos y suciedad, también es recomendable acudir a la peluquería canina cuando sea necesario cortarle el pelo.

Por otro lado, es necesario que realice un ejercicio diario apropiado: como galgo que es, le encanta correr enérgicamente desplegando todo su repertorio de movimientos y luciendo su enorme velocidad delante de otras razas menos rápidas. También le gusta correr con aquellos capaces de seguirle. Pese a toda su actividad en el exterior, en el hogar es tranquilo permaneciendo prácticamente todo el tiempo tendido en su lugar favorito.

Os dejamos esta imagen para que apreciéis la belleza de este hermoso animal:

Galgo Afgano

¿Qué os parece?

Deja un comentario